241. La ventaja fiscal de los fondos de inversión en España

Aquí tienes el Podcast del capitulo 241. La ventaja fiscal de los fondos de inversión en España

También me puedes seguir en iVoox, SpotifyApple Podcast, Google Podcast, Amazon music y Spreaker.

Puedes escuchar aquí este podcast 👆 o leer un resumen a continuación.

La inversión en fondos de inversión es una de las más sencillas y más seguras que existen. Al menos desde mi punto de vista, ¡todo es discutible! ¿Por qué pienso que es sencillo y seguro invertir en fondos de inversión?

  • Los fondos de inversión nos permiten una diversificación enorme con un coste muy bajo.
  • Los fondos de inversión están muy “institucionalizados” con importantes controles y de forma general bastante transparentes.
  • Se pueden contratar de forma on-line en pocos minutos y se puede hacer aportaciones o retirar dinero de ellos de una forma muy similar a realizar una transferencia
  • Y entre otras cosas son una excelente forma de invertir. Según el fondo elegido nos va a proporcionar la rentabilidad de ese tipo de activos en ese momento. Si cierto, algunos fondos lo hacen mucho mejor que otros. 

En España, al menos de momento, tienen una gran ventaja fiscal, que es poder pasar de un fondo a otro y no tener que pagar impuestos por hacer este cambio. 

Los impuestos de los fondos de inversión

Por tener dinero invertido en un fondo de inversión puedes tener que pagar 2 impuestos diferentes. O mejor dicho impuestos por 2 conceptos diferentes. Pero esto depende del tipo de fondo.

  • Tenemos impuestos por dividendos.
  •  E impuestos por beneficios (por la venta). 

El reparto de dividendos en los fondos de inversión

Algunas compañías que cotizan en bolsa reparten dividendos entre sus accionistas. 

Actualmente el principal accionista de muchas compañías son diferentes fondos de inversión.  

Cuando una compañia reparte dividendos, y el accionista es un fondo de inversión. Los fondos de inversión tienen 2 opciones. Repartir los dividendos en forma de dinero entre sus partícipes o usar el dinero para invertir más en el propio fondo.

En ambos casos como inversor, es decir para ti, es casi lo mismo. Tu patrimonio va aumentar de la misma forma. Solo que en un caso es en forma de dinero en tu cuenta corriente y en otro caso con un mayor valor de tu fondo de inversión.

Esta decisión de repartir o no los dividendos, no es algo que se toma según la situación. Sino que ya está establecida en el contrato y en los principios del fondo de inversión. 

Los fondos de distribución: Los fondos de distribución o fondos de inversión de reparto, son fondos de inversión que reparten los dividendos entre sus partícipes. Si tienes el 0,0001% del fondo te van a corresponder el 0,0001% de los dividendos cobrados. 

Los fondos de acumulación: Los fondos de inversión de acumulación son fondos que usan el dinero de los dividendos para comprar más acciones de las compañías en las que están invertidos. Aunque tu no lo ves, el fondo pasa a tener más acciones en su poder y a ti te corresponderá una parte de ese mayor número acciones.

En caso de fondos de acumulación no tienes que pagar impuestos por el reparto de dividendos, pues ese dinero se queda dentro del fondo. Es más, salvo que preguntes o investigues, no vas a saber si el fondo ha cobrado dividendos y de cuanto han sido. 

En caso de fondos de distribución pagarás impuestos por ese dinero recibido. Se trata de una renta del capital mobiliario similar al cobro de unos intereses de una cuenta bancaria.

Casi todos los fondos de inversión son fondos de acumulación. Porque si estás invirtiendo a largo plazo, cobrar dividendos, pagar impuestos y luego usar ese dinero para volver a invertir. Es mucho menos eficiente que los dividendos se queden en el fondo. 

Los fondos de distribución tienen más sentido si estamos retirando dinero del fondo de forma periódica (ejemplo durante la jubilación), así evitamos vender nuestras participaciones que es muy probable que acumulen una gran plusvalía. 

La venta de las participaciones de un fondo

En cuanto a la venta de las participaciones de un fondo; en el momento de vender es cuando se produce el hecho por el que hay que pagar impuestos.

Si no vendes, no tienes que pagar nada. Salvo fondos de distribución cuando cobres los dividendos, como te he comentado en el punto anterior.

Por tanto, si no vendes, no pagas impuestos.

¿Qué pasa cuando vendes?

Se calcula cuánto has invertido en el fondo (cuanto dinero has aportado) y cuánto dinero recibes. En función de ese resultado se pagan impuestos.

Si el resultado es negativo, si has perdido dinero no se paga nada. Incluso se puede usar esta perdida para compensar otros beneficios.

Si el resultado es positivo pagas el IRPF correspondiente. 

Puede que quieras vender un fondo para comprar otro fondo de inversión diferente. Esto es algo muy habitual, pero existe otra forma de hacer esto y es mediante un traspaso.

241. La ventaja fiscal de los fondos de inversión en España

La ventaja fiscal de los fondos de inversión en España

La ventaja que tenemos en España es que si te vas a cambiar de un fondo a otro. Si lo haces mediante traspaso de fondos no se pagan impuestos.

Para hacienda un traspaso de fondos no es igual a vender y volver a comprar. Aunque esto es lo que pasa realmente, es una venta para automáticamente comprar otro. Hacienda considera que en ese momento no se pagan impuestos.

¿Entonces cuando se pagan impuestos?

Los impuestos se pagan cuando realmente vendes y recuperas tu dinero.  Y estos impuestos se pagan en función del dinero que tu has puesto y del dinero que has recuperado. 

Que es un traspaso de un fondo de inversión 

Un traspaso de fondos no es solo vender tus participaciones de un fondo para comprar otro. 

Este es un procedimiento que está regulado, y es un proceso específico. 

No puedes hacerlo tu mismo. Digo que no puedes vender y luego comprar. Tienes que solicitar un traspaso de fondos. 

Si entras en donde tienes tus fondos de inversión verás que tienes la opción de comprar, vender o traspasar.  Puede se puedan de formas diferentes (aportaciones y retiradas)  pero es esto básicamente; comprar y vender.

Cuando haces un traspaso de un fondo a otro, que puede ser incluso de una gestora a otra o de un comercializador a otro no solo se mueve tu dinero. Los euros. Sino que también toda la información fiscal. Cuánto dinero has ido aportando y en qué plazos. 

El sistema FIFO en los fondos de inversión

Un punto muy importante en las inversiones tanto en fondos de inversión pero también en acciones, criptomonedas y similares es que usan un sistema FIFO. First In- First Out. “Lo primero que entra, es lo primero que sale”. 

Cuando vendes solo una parte, o haces un traspaso parcial. Es decir, solo una parte de tu inversión, la parte que vendes es la parte que se corresponde a las primeras inversiones realizadas. Si en un fondo de inversión tienes 100 participaciones y vendes 20. Vendes exactamente las 20 primeras participaciones que has comprado.

Y la rentabilidad – los beneficios e impuestos incluidos se calculan en base a esas primeras compras.

Esto no es algo que tengas o puedas elegir. Es así por normativa y punto. 

Si todo ha ido más o menos como debería, en esas participaciones es en donde vas a tener la mayor parte de la rentabilidad. Ya sabes la importancia del largo plazo. 

En otras palabras, no te fíes del dato de rentabilidad que tienes en tu fondo de inversión. Que sí, que está bien. Pero se refiere a la media de tus compras. Si has estado haciendo aportaciones periódicas, cada cierto tiempo. A saber de cuando puede ser la rentabilidad de la primera compra.

Incluso es posible que tengas pérdidas actualmente en el fondo de inversión y si haces una venta parcial, vendas las participaciones con beneficios. 

Calculemos si realmente traspasar un fondo tiene sus ventajas

Con algunos clientes de la consultoría de coach financiero, hacemos el ejercicio de calcular la diferencia entre hacer un traspaso o vender y pasar a un fondo diferente.

Y es que algunas entidades venden unos fondos realmente horribles

Estos son cálculos teóricos. Pero para que te hagas una idea. 

Invertiste 8.000 €  y ahora tu fondo vale 10.000 €. Si vendes para irte a otro fondo pagas los impuestos de esos 2.000€ de beneficio. Al 19% son 380€. En otras palabras vas a recibir 9.620€.

¿Y qué pasa si haces el traspaso?

Pensamos que en ambos casos te vas a un fondo que a largo plazo tendrá un 7% rentabilidad anual (esto no lo sabes antes de invertir nadie te puede prometer rentabilidades futuras).

Un 7% es más o menos lo mismo a duplicar tu dinero cada 10 años. 

En 30 años tu dinero se habrá duplicado 2 veces.

Sin traspaso son 38.480€

Con traspaso 40.000€

En bruto. Pero ¿y en neto?

Sin traspaso: 38.480 – 9620=28.860 € de beneficio al 19% de impuestos =5483.40 € de IRPF. Lo que es lo mismo a 38.480-5.783,40= 32.696,60 € netos para ti. 

Con traspaso: 40.000 – 8000 (inversión inicial)=32.000 € de beneficio al 19% de impuestos = 6.080 € de IRPF. Lo que es lo mismo a 40.000-6.080= 33.920 € netos para ti. 

Este sencillo ejemplo nos da una pequeña rentabilidad extra de más de 1.200€. Es que haber conservado esos 380 €, y poder reinvertirlos una y otra vez nos da una gran ventaja. A más plazo o mayores rentabilidades mayores la cosa se incrementa. 

Cuando nos conviene más vender y cuando traspasar

Si estás dudando entre vender o traspasar.  Es cierto que casi siempre es mejor traspasar. Pero en algunos casos también tiene sentido vender.

Estos son los casos en los que creo que tiene sentido vender:

  • Cuando llevas muy poco tiempo invirtiendo en el fondo de inversión y la rentabilidad es muy pequeña. La mejor opción es hacer un traspaso, pero la diferencia va a ser muy pequeña.
  • Cuando la rentabilidad acumulada en el fondo después de mucho tiempo está muy cercana a 0. Es posible que tras una caída importante del mercado, apenas estés en beneficios. Esa puede ser una buena oportunidad.
  • Cuando tengamos alguna pérdida en otros activos. Y podemos compensar esas pérdidas con unos beneficios en fondos de inversión.  

En general la venta solo es recomendable en pocas ocasiones.  Y las debemos hacer con cuidado.

Cuidado no hagas esto con tus fondos de inversión (incluido acciones, ETF y otros)

Existe una norma conocida como la regla de los 2 meses. Incluso hay quien le dice la regla de los 3 meses.

Si has vendido con pérdidas no puedes comprar ese mismo activo (las mismas acciones o el mismo fondo) en un plazo de 2 meses. Sino para hacienda interpreta que los quieres engañar. Que tú no querías vender y por eso lo has vuelto a comprar.  En fondos no solo se aplica al mismo fondo (mismo código ISIN) sino en fondos que podemos considerar hermanos (el mismo fondo en otra identidad, el mismo fondo pero en otra moneda, etc). 

Hoy no te he hablado de los Roboadvisor. Los Roboadvisor en España conocedores de esta gran ventaja la exprimen al máximo. Haciendo rebalanceos o cambios de fondos en la cartera de sus clientes para aumentar los beneficios y no pagar impuestos por ello.  Yo te recomiendo el Roboadvisor Indexa Capital

Esperemos poder seguir disfrutando de esta ventaja durante muchos años. Si quieres aprender más sobre fondos de inversión te recomiendo el curso de Fondos de inversión.

Curso de Finanzas Personales (nivel Básico)

Y esto es todo por hoy. Si tienes alguna duda o sugerencia. Te puedes poner en contacto conmigo en quieroserrico.com/contacto o en [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba