379. Planes de Pensiones Indexados: La mejor opción para tu jubilación

Los planes de pensiones indexados son una alternativa cada vez más popular para garantizar la estabilidad financiera en la jubilación. Se caracterizan por invertir pasivamente, siguiendo índices bursátiles, con ventajas fiscales significativas.

👉 Aquí tienes el podcast de esta semana. Lo puedes escuchar en formato audio o leer en formato texto. (Nota, no siempre el texto se corresponde con el podcast). 🎧

🎧 Podcast de Quiero Ser Rico 🎧

▶ También me puedes seguir en iVoox, SpotifyApple Podcast, Google Podcast, Amazon music y Spreaker.

Si necesitas más información pásate por mis cursos de finanzas personales en academia de Quiero Ser Rico y mi servicio de coach de finanzas personales.

Para mejorar tus Finanzas Personales es aquí 👇

Ofrecen mayor rentabilidad, menores costes y transparencia en las comisiones en comparación con los planes tradicionales. Sumando a ello, su enfoque de gestión pasiva reduce los gastos operativos. 

Las empresas destacadas que ofrecen estos planes son: Indexa Capital, Finizens, InbestMe y MyInvestor

Los planes de pensiones (en general) en España

Los planes de pensiones son un instrumento fiscal que existe en España con ciertas ventajas fiscales. Su finalidad es el ahorro para la jubilación, de ahí su nombre. 

Los planes de pensiones son una capa superior que tienen algunos vehículos de inversión, generalmente son fondos de inversión o ETF´s, pero dentro de este mecanismo legal que permite esas ventajas fiscales.

A diferencia de otros países el plan de pensiones es algo creado y determinado desde la entidad de inversión. Esto se diferencia de otros países en donde existen instrumentos similares pero es el inversor quien dice a la oficina de impuestos que ese dinero, allí depositado es para la pensión y por tanto le debe aplicar las reglas fiscales de destinados a la jubilación. 

¿Qué son los planes de pensiones indexados?

Los planes de pensiones indexados son planes de pensiones que se caracterizan por seguir de forma pasiva índices bursátiles. Esto significa que la gestión de las inversiones se realiza de manera automatizada, replicando el comportamiento de un determinado índice del mercado, en lugar de buscar activamente oportunidades de inversión.

Por supuesto son una opción de ahorro para la jubilación y que tiene muchas ventajas frente a los planes de pensiones tradicionales. 

Características principales de los planes de pensiones indexados:

  • Los impuestos. Lo que inviertas en un plan de pensiones te ayudará a pagar menos impuestos (puedes aportar hasta un máximo de 1.500 euros al año a planes individuales, esto lo están cambiando cada año), aunque después tendrás que tener cuidado al rescatarlo. La razón es que ese dinero rescatado (espero que dentro de muchos años) tributarán como rendimientos del trabajo en el IRPF (como tu nómina).
  • La falta de liquidez. Los planes de pensiones están pensados para la jubilación. No podrás recuperar el dinero cuando quieras. En el mejor de los casos tendrás que esperar 10 años para hacerlo a no ser que se den otras condiciones como incapacidad o fallecimiento (hasta 2015 aún era más limitante y debías esperar a la jubilación).
  • Seguimiento de índices bursátiles. Si el índice es grande y representativo del mercado, estas siguiendo el mercado
  • Gestión pasiva de las inversiones. Es decir, tú no tienes que hacer casi nada y más importante no tienes que decidir nada. 
  • Menores costes asociados a la gestión. Al invertir en un índice el trabajo del gestor y los gastos de gestión son muchísimo más reducidos. 
  • Mayor transparencia en las comisiones. Aunque esto no es una característica intrínseca de los planes de pensiones indexados, si es cierto que los indexados suelen ser mucho más transparentes (en parte seguramente porque las comisiones son mucho menores). 

Ventajas de los planes de pensiones indexados

  • Ventajas fiscales de los planes de pensiones indexados: Ahorro en impuestos hoy y mañana (si rescatas en forma de renta y haces bien tus cálculos). Los planes de pensiones indexados ofrecen beneficios fiscales atractivos para aquellos que desean reducir su carga impositiva. Al realizar aportaciones a estos planes, se puede disminuir la base imponible en la declaración de la renta, lo que se traduce en un ahorro fiscal significativo. Es importante tener en cuenta que, aunque se reducen los impuestos a pagar en el presente, el dinero invertido en un plan de pensiones indexado sólo podrá ser rescatado en determinadas condiciones, como la jubilación o situación de invalidez.
  • Traspasos: puedes cambiar de plan de pensiones siempre que quieras sin pagar impuestos (así puedes adaptar el plan a cada etapa de tu vida). No puedes sacar el dinero de los planes de pensiones pero si puedes cambiar de un plan de pensiones a otro plan de pensiones diferente, tanto dentro de tu propio banco como para otro banco o entidad de inversión. Y es un trámite mucho más sencillo de lo que parece. 
  • Buena diversificación. Todos los planes indexados que puedes contratar tienen un excelente grado de diversificación e invierten de forma global. Aunque quiero matizar que no siempre, en España los planes de pensiones indexados de muchos bancos (tradicionales) están indexados al Ibex35 y el ibex35 es un índice con muy pocas empresas y muchas de ellas en los mismos sectores (es decir, no es demasiado diversificado). 
  • Comisiones mucho más bajas frente a los planes de pensiones tradicionales.
  • Mínimos de entrada muy asequibles (depende del banco, en algunos casos desde 1 €) y posibilidad de realizar aportaciones periódicas (hasta 1.500 euros al año).
  • No son embargables.
  • No cuentan para el Impuesto sobre el Patrimonio.
  • Este tipo de inversión a largo plazo suele tener una gran rentabilidad (a largo plazo).
  • Puedes elegir quién hereda el plan (aunque no sea un familiar directo) Y no solo quien lo hereda, sino que tiene importantes ventajas fiscales en caso de herencia. 

Desventajas de los planes de pensiones indexados

  • No puedes elegir en qué invertir tu plan de pensiones.
  • Liquidez reducida. No vas a poder recuperar tu dinero cuando quieras. En estas situaciones:
  • Desempleo: Estar en situación legal de desempleo y estar inscrito como demandante de empleo.
  • Invalidez.
  • Dependencia severa o gran dependencia.
  • Enfermedad grave.
  • Muerte (Herencia).
  • Tras un periodo de 10 años desde la apertura del plan de pensiones.
  • Complejidad en el rescate del plan. Te obliga a pensar cómo vas a rescatarlo y qué cantidad al año.

Aunque tardes en hacerlo, siempre terminarás pagando impuestos por tus inversiones y los planes de pensiones no son una excepción..

Equivocarse al recuperar el plan de pensiones es extremadamente fácil. Hacerlo puede traducirse en pagar a Hacienda casi la mitad de tus ahorros en impuestos. Los dos errores más repetidos son:

  • Recuperar el plan de pensiones el año en el que te jubilas (normalmente siempre compensa esperar por lo menos un año).
  • Recuperar el plan en forma de capital sin hacer cálculos y tributar en la escala más alta del IRPF.

Lo primero que debes tener claro es que los planes de pensiones indexados son una renta del trabajo en el IRPF y no una renta del ahorro como los fondos y otras inversiones. 

Esto quiere decir que todo el dinero que recuperes se sumará a tu pensión pública o a tu último salario. Tienes que pagar impuestos por todo el dinero recuperado (sean parte del capital invertido o de los intereses, incluso si tienes pérdidas). En productos como fondos de inversión solo se pagan impuestos por las ganancias. 

Si te desgrava tu base imponible general, lo lógico es que también tributen en ella y no en la del ahorro. Lo que ocurre es que esta base general es progresiva, cuanto más ganas, más pagas. Si recuperas mucho, terminarás tributando en las escalas más altas del impuesto, actualmente el máximo es el 47% (en rentas al ahorro el IRPF máximo es del 28%)

Esto no quiere decir que la fiscalidad de los planes sea negativa, debes tener en cuenta, si cuando vayas a recuperar tu plan de pensión vas a ganar más dinero (por negocios que tengas o porque se te haya quedado una buena pensión pública…) o no. 

Si consideras que estás cobrando más actualmente que cuando vayas a recuperar el plan, es decir en tu jubilación, lo cual es lo más normal, compensará aportar. Simplemente debes hacer bien las cuentas. Ahh y que las reglas de juego sigan siendo las mismas. Pues esto es así ahora, cuando te jubiles igual no. 

¿Cómo funcionan los planes de pensiones indexados?

Los planes de pensiones indexados operan a través de una estrategia de inversión pasiva, la cual consiste en seguir de forma automática un índice bursátil específico en lugar de realizar operaciones de compra y venta de activos de manera activa. 

Esta estrategia de gestión pasiva busca replicar el comportamiento del índice seleccionado, lo que implica una menor intervención por parte de los gestores del plan y, por tanto, menores costes asociados a la gestión.

Estrategia de inversión pasiva en los planes de pensiones indexados

La estrategia de inversión pasiva utilizada en los planes de pensiones indexados se basa en la selección de un índice bursátil como referencia, como el S&P 500, el Nasdaq100 o el MSCI world, y replicar su composición en la cartera de inversión del plan. Esto se logra a través de la adquisición de los activos que componen el índice en proporciones similares a las que tienen en el propio índice, sin realizar ajustes constantes en función de las fluctuaciones del mercado.

Comparativa de rentabilidad entre planes de pensiones tradicionales y indexados

Al comparar la rentabilidad de los planes de pensiones indexados con la de los planes tradicionales, se observa que los primeros tienden a obtener resultados favorables a largo plazo. 

Esto se debe a que al seguir un índice bursátil, los planes de pensiones indexados se benefician de la evolución positiva del mercado en su conjunto, en lugar de depender de la habilidad de los gestores para seleccionar activos individuales que generen rentabilidad.

También se le suma que los planes de pensiones indexados son más baratos, ya que su gestión es pasiva y las comisiones son mucho más bajas que las de un plan tradicional, esto contribuye a tener una rentabilidad más alta.

Las comisiones de los planes indexados oscilan entre el 0,49% y el 0,85% frente al 1,18% de media de los planes individuales, según los datos de la Dirección de Seguros y Fondos de Pensiones.

Recuerda que todas estas comisiones tienen un impacto enorme a largo plazo. Y es que, toda comisión de más que pagas es un rendimiento menos que recibes y que no aprovecha el interés compuesto para crecer.

Los mejores planes de pensiones indexados en el mercado

Empresas destacadas que ofrecen planes de pensiones indexados

En el mercado actual, destacan diversas empresas que ofrecen planes de pensiones indexados de gran calidad. Entre ellas se encuentran Indexa Capital, reconocida por su enfoque innovador y su compromiso con la transparencia. Finizens es otra empresa destacada, que se caracteriza por su amplia diversificación y su sólida reputación en el sector. Por su parte, InbestMe destaca por su atención personalizada y MyInvestor por su enfoque centrado en el cliente.

MyInvestorIndexa CapitalinbestMeFinizens
Nº Planes510115
GestiónPasivaPasivaPasivaPasiva
Aportación Inicial10€1.500€250€50€
Aportaciones sucesivas10€50€250€50€
Coste promedio0,49%0,53%0,96%0,55%

Factores a considerar al elegir un plan de pensiones indexado

Al momento de elegir un plan de pensiones indexado, es fundamental considerar varios factores importantes.

En primer lugar, se debe analizar la rentabilidad histórica del plan, así como su nivel de riesgo. Además, es crucial evaluar las comisiones asociadas al plan, ya que estas pueden impactar significativamente en el rendimiento de la inversión a largo plazo. 

Otro aspecto a tener en cuenta es la diversificación de la cartera, ya que una adecuada distribución de activos puede reducir el riesgo y aumentar la rentabilidad potencial.

Además, es recomendable investigar la reputación y trayectoria de la empresa gestora del plan de pensiones, así como su compromiso con la transparencia y la atención al cliente. 

Considerar el perfil de riesgo personal y las metas financieras a largo plazo también es fundamental para tomar la mejor decisión en cuanto a la elección de un plan de pensiones indexado.

Rentabilidad y costes de los planes de pensiones indexados

Los planes de pensiones indexados se destacan por su rentabilidad a largo plazo y sus costes más bajos en comparación con los planes tradicionales. 

A continuación, analizaremos las comisiones en los planes de pensiones indexados y la rentabilidad que pueden ofrecer a lo largo del tiempo.

Análisis de las comisiones en los planes de pensiones indexados

  • Las comisiones en los planes de pensiones indexados suelen ser inferiores a las de los planes tradicionales, gracias a su enfoque de gestión pasiva.
  • Estas comisiones suelen estar relacionadas con la gestión y administración de los fondos, así como con los servicios prestados por la entidad gestora.
  • Al reducir los gastos operativos asociados, los planes de pensiones indexados logran ofrecer una mayor rentabilidad neta para los partícipes.

Rentabilidad a largo plazo de los planes de pensiones indexados

La rentabilidad a largo plazo de los planes de pensiones indexados es uno de sus principales atractivos. 

Al seguir índices bursátiles, estos planes tienden a beneficiarse de la tendencia alcista del mercado a lo largo del tiempo.

Además, al tener costes más bajos, una parte mayor de las ganancias generadas por la inversión se refleja en el rendimiento final para el partícipe

Esto puede traducirse en un mayor crecimiento de los ahorros destinados a la jubilación en comparación con otros productos de inversión.

  • La rentabilidad a largo plazo de los planes de pensiones indexados suele superar a la de los planes tradicionales, gracias a su estrategia de seguir el mercado.
  • Es importante tener en cuenta que la rentabilidad pasada no garantiza resultados futuros, pero históricamente los planes indexados han demostrado ser una opción sólida y competitiva en términos de rendimiento.

Como nota la rentabilidad histórica del mercado en las últimas décadas fue entre el 7 y el 8%. Un plan de pensiones indexado te va a proporcionar la rentabilidad que otorgue el mercado en ese momento. 

Diversificación y gestión de riesgos en los planes de pensiones indexados

Importancia de la diversificación en las carteras de planes de pensiones indexados

La diversificación en los planes de pensiones indexados es fundamental para mitigar riesgos y maximizar la rentabilidad a largo plazo. 

Al distribuir la inversión en diferentes activos y mercados, se reduce la exposición a la volatilidad de un solo sector o región.

  • Diversificar entre acciones de distintos sectores industriales ayuda a equilibrar posibles pérdidas en un área específica, minimizando el impacto de eventos adversos en un sector concreto.
  • Incluir bonos y otros activos de renta fija en la cartera de un plan de pensiones indexado permite reducir la volatilidad general de la inversión, ya que estos activos suelen tener un comportamiento diferente al de las acciones.
  • La diversificación geográfica, invirtiendo en mercados internacionales, también es clave para ampliar oportunidades de crecimiento y reducir la dependencia de la economía nacional.

Por eso los roboadvisor con planes de pensiones son una excelente forma de inversión. Te proporcionan todo esto de una forma extremadamente sencilla. 

Perfiles de riesgo y estrategias de inversión en los planes de pensiones indexados

Los perfiles de riesgo en los planes de pensiones indexados varían según las preferencias y objetivos de cada inversor. 

Es importante seleccionar una estrategia de inversión acorde con el nivel de riesgo que se esté dispuesto a asumir y el horizonte temporal de la inversión.

  • Los perfiles conservadores suelen optar por una mayor ponderación de activos de renta fija, buscando estabilidad y protección del capital invertido. El perfil debe ajustarse siempre al inversor, pero en general un perfil conservador en un plan de pensiones sólo debería ser para alguien que está a menos de 5 años de la jubilación.
  • Los perfiles moderados buscan un equilibrio entre rentabilidad y riesgo, combinando activos de renta fija y variable de forma diversificada.El perfil moderado es una buena idea si estas a menos de 10 años de la jubilación. 
  • Los perfiles agresivos están dispuestos a asumir mayor riesgo en busca de una rentabilidad más alta, por lo que suelen incluir una mayor proporción de acciones en la cartera.Si estas a más de 10 años de la jubilación o acaba de caer el mercado con mucha fuerza este debe ser el perfil que te deberías plantear tener. 

Recuerda que el realizar un traspaso en los planes de pensiones es muy sencillo y no tiene ninguna penalización fiscal. Usa el traspaso para ajustar tu perfil según van cambiando las circunstancias de tu vida. 

Consejos para invertir en planes de pensiones indexados

Consideraciones antes de contratar un plan de pensiones indexado

Antes de decidirte por un plan de pensiones indexado, es crucial evaluar tus objetivos financieros a largo plazo. 

Analiza tu tolerancia al riesgo, horizonte de inversión y capacidad para aportar de forma periódica. 

Considera también la diversificación de tus inversiones y busca planes que se ajusten a tu perfil de inversor. Recuerda revisar las comisiones asociadas y la reputación de la empresa gestora.

Estrategias para maximizar los beneficios fiscales de los planes de pensiones indexados

Una estrategia efectiva para optimizar los beneficios fiscales de un plan de pensiones indexado es realizar aportaciones periódicas y constantes (DCA). De esta manera, aprovechas al máximo las desgravaciones fiscales permitidas por la normativa. 

Actualmente solo 1.500 euros al año. Lo que equivale a 125 euros/mes.

Y una cosa más, mi opinión de los  planes de pensiones indexados

Ya lo he contando en numerosas ocasiones. No me gustan los planes de pensiones porque 2 razones principales:

  • Las ventajas fiscales , si bien son muy importantes. Al momento del rescate pueden ser un gran problema. Todos conocemos a alguien que tenia un plan de pensiones, lo rescató al jubilarse y al año siguiente se echó las manos a la cabeza al hacer la declaración de la renta.
  • La liquidez. No poder recuperar el dinero si tienes un familiar enfermo o estas a poco de la jubilación y ya no quieres trabajar más porque ya puedes vivir de tus inversiones y no puedas hacerlo me parece una gran faena. (a partir de los 60 si es posible rescatar el plan de pensiones si se cumplen algunos supuestos).

Si no quieres perderte ninguno de mis contenidos suscríbete a mi lista de correo.

Para mejorar tus Finanzas Personales es aquí 👇

Y esto es todo, la semana que viene te espero por aquí con un nuevo podcast.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio