214. 7 Errores al ahorrar

Aquí tienes el Podcast del capitulo 214. 7 Errores al ahorrar

También me puedes seguir en iVoox, SpotifyApple Podcast, Google Podcast, Amazon music y Spreaker.

Este podcast lo puedes escuchar en formato audio 👆, o si lo prefieres puedes leerlo:

Ayer te contaba cómo aprender a reducir gastos. Así que hoy me quiero centrar en algunos errores que se comentan a la hora de ahorrar.

Error 1 # Confundir las 2 definiciones de ahorro

Para mi ahorrar tiene 2 significados diferentes. Por un lado tenemos:

“La cantidad de dinero resultante de restar a los ingresos los gastos”. A esto también le podemos llamar “tu capacidad de ahorro”.

La otra definición es:

“La cantidad de dinero tenemos guardado”. A esto le podemos llamar tus ahorros (terminado en S, en plural).

El ahorro es lo que puedes ir acumulando mes a mes. Y los ahorros es la cantidad que ya has acumulado.

Que puedas ahorrar una cantidad cada mes. Que tengas una determinada capacidad de ahorro, no quiere decir que ese dinero tenga como destino los ahorros. 

Ahorros vs. inversiones

Otro concepto importante son las inversiones. Las inversiones pueden ser dinero en efectivo o pueden ser otros productos financieros o no financieros. Aunque salvo casos muy extraños al dinero en efectivo no lo consideramos inversiones.

Las inversiones son una forma diferente de acumular riqueza, de hacer crecer nuestro dinero. Pero en general los objetivos de las inversiones no tienen nada que ver con los objetivos del ahorro. 

Otra forma de diferenciar ahorros de inversiones es que en el caso de los ahorros tienes pensado gastar ese dinero en un plazo corto y en algo en concreto. En las inversiones el plazo es más largo, generalmente más de 3 años. 

El error de confundir ahorro con ahorros

Este es el primer error pensar que el destino de nuestro ahorro tiene que ser acumular dinero en forma de ahorros. No, hay muchas opciones, por ejemplo las inversiones.

¿Cuánto debemos ahorrar?

La cantidad de ahorros que debemos tener es el resultado de sumar:

  • El fondo de emergencias
  • Los objetivos del ahorro

El fondo de emergencia es una cantidad para hacer frente a posibles imprevistos. Generalmente se recomienda la cantidad equivalente a entre 3 y 6 meses de gastos. Depende de la situación personal de cada persona.

De los objetivos de ahorro te hablo en el siguiente error.

Error 2 # No tener objetivos de ahorro/inversión

Si ahorras pero no sabes para qué. Si no tienes un plan o un objetivo no va a funcionar.

Es como pasar hambre pero sin querer adelgazar, ni por motivos de salud, o religiosos y tener comida disponible.

No va a funcionar. A largo plazo no vas a ser constante. 

Los objetivos de ahorro pueden ser como cambiar de casa, cambiar de coche, irse de vacaciones, hacer un master o reformar la cocina. 

Con las inversiones pasa lo mismo, tienes que invertir con un objetivo. La libertad financiera, la jubilación, dejar un legado, los estudios de tus niños, etc. 

7 Errores al ahorrar dinero

Error 3 # Hacerte trampas tu mismo

Es posible que tengas un objetivo de ahorro; una cantidad determinada a ahorrar. Y ya tengas una cantidad ahorrada.

Pero te encaprichas por algo. No fuiste previsor con ese gasto. O simplemente perdiste el control del presupuesto. 

Total que piensas. “Ya ahorraré un poco más el próximo mes”. o “Cojo este poco dinero y en 2 meses lo repongo”.

Ya sabes lo que sucede habitualmente. Eso no va a pasar. 

Error 4 # Ahorrar con el dinero que te sobra a final de mes

Igual este debería ser el error nº1. Pero me lié un poco y lo he dejado con el nº 4. 

Ahorrar es algo que debes hacer nada más recibir tu ingreso. Si has decidido ahorrar el 10%, debes apartar ya este 10%. 

Si esperas a final de mes. Lo que va pasar es que seguramente te lo vas a terminar gastando.

Si a final de mes sobra un poco más de lo que habías previsto. Tienes 3 opciones:

  1. Ahorrar
  2. Gastarlo
  3. ahorrar una parte y gastar la otra

Yo soy más partidario de gastarlo todo, o al menos gastar una gran parte. Ya has ahorrado, has cumplido tu objetivo. Te mereces tu recompensa. Comprate o gastarlo en algo que te guste, como un buen restaurante (igual no da tanto, pero ya me entiendes).

Si piensas que tal vez puedes ahorrar un poco más cada mes, ajusta tu presupuesto pero eso ya será el próximo mes.

Error 5 # Mezclar el dinero de gastar con el dinero de los ahorros

Otro de los errores más frecuentes es tener los ahorros en la misma cuenta bancaria que tu cuenta de gastos (tu cuenta habitual).

Si lo tienes tan cerca, tan a mano, al final en un mal día te lo vas acabar gastando.

Incluso deberías tenerlo en un banco diferente. En un lugar que cuando vayas a comprobar tu saldo en la cuenta, no veas ese dinero. 

Si usas una aplicación o algún sistema para ver todas tus cuentas bancarias en un mismo sitio. Igual no es tan buena idea como puede parecer. 

En el caso de la cuenta de los ahorros, tampoco deberías tener tarjeta de crédito. Ni siquiera de débito. Y si la tienes no andes con ella encima, la tienes guardada en un lugar seguro solo para emergencias.

Tener los ahorros en otro banco te da otras ventajas:

  • Generalmente mover el dinero de la cuenta de ahorros a la de gastos no es instantáneo. Ese plazo te permite pensar mejor en ese gasto.
  • Tienes una seguridad extra al no tener todo el dinero en la misma cuenta. Robos, hackeos o una posible quiebra de tu banco.
  • No estás atado a un solo banco. 

Error 6 # Confundir ahorros con dinero debajo del colchón

Seguramente cada vez es menos frecuente, especialmente en las personas más jóvenes y en países con una buena infraestructura bancaria. 

Pero lo cierto es que todavía pasa, algunas personas los ahorros los tienen en su propia casa. Debajo del colchón, en medio de una pared, enterrado en el jardín, en una caja de galletas, etc. 

Ya sabes que eso es muy arriesgado. Un incendio, una inundación o un huracán. Los ratones, un familiar o conocido. Ladrones. O te olvidas o te mueras y nadie sabe de ese dinero.

Por no contar que puedes tener problemas con hacienda.

Error 7 # Pagar comisiones y/o no generar rentabilidad

Que tu dinero ahorrado tiene que ser líquido; es decir que tiene que estar disponible para poder gastar en un momento puntual en caso de alguna emergencia o porque has perdido tus ingresos. No quiere decir que tengas que estar pagando comisiones a tu banco o renunciar a una rentabilidad.

Existen bancos que no cobran comisiones. Especialmente si es para una cuenta de ahorros. Una cuenta que no necesitas hacer apenas movimientos, una cuenta que puedes tener en cualquier banco online. Y algunos bancos no solo no cobran comisiones sino que te proporcionan un pequeño interés. En Raisin pueden encontrar los mejores bancos de Europa.

Además, si todo lo que te he explicado sobre el ahorro está alineado contigo, te animo a que te unas a la newsletter donde recibirás contenido exclusivo sobre este y otros temas igual de interesantes para una persona que aspira a ser rica.

Y esto es todo por hoy. Si tienes alguna duda o sugerencia. Te puedes poner en contacto conmigo en quieroserrico.com/contacto o en hola@quieroserrico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba