35. Hacer o no hacer uno mismo la declaración de la renta

Hoy vamos a hablar de nuestra declaración anual de impuestos. Y a intentar responder a la pregunta ¿hacer o no hacer uno mismo la declaración de la renta? (lo puedes leer o puedes escuchar el podcast)

También me puedes seguir en iVoox, Spotify  Apple Podcast.

Todos los años nos toca pasar por el mismo mal trago. O quizá sea tu primera vez. 

Pero nadie se salva: En algún momento, te toca hacer la declaración de la renta.

Seas un rico empresario, o un joven que acaba de unirse al mercado laboral, es un trámite legal por el que hay que pasar.

En algunos casos, puede que no tengas la obligación de hacerla. En otros, no quedará más remedio.
Sea cual sea tu situación, siempre surgen dudas.

¿Tengo que hacerla? ¿Qué puedo deducirme? ¿Qué ingresos tengo que declarar?
Si he tenido varios pagadores, ¿qué ocurre?

Lo cual acaba desembocando en la siguiente pregunta….

“Esto es un lío… ¿y si contrato a alguien que la haga por mi?”

Hacer la declaración de la renta

La primera razón para realizar nosotros mismos la Renta, suele ser meramente económica: 

Ahorrarnos unos euros todos los años.

Sin embargo, es algo que va mucho más allá.

Implica conocer nuestras obligaciones tributarias, como funciona el dinero, como funcionan algunos impuestos…

No necesitas ser un experto, ni pasar días enteros haciendo cálculos.

A día de hoy la Agencia Tributaria nos da todas las herramientas necesarias para hacerlo todo online.

35. hacer o no hacer uno mismo la declaración de la renta

No solo eso, la propia Agencia Tributaria nos realiza un borrador en que suele aparecer la práctica totalidad de los datos necesarios, de lo que muchas veces ya es conocedora.

En nuestras manos queda revisar que no falte nada y que todo esté correcto.

Agregar alguno, buscar alguna deducción extra… Y darle al botón de presentar.

Contratar a un gestor

En primer lugar, debemos diferenciar entre la figura del gestor, y el resto de personas a las que solemos encargar ese trámite.
El funcionario de Hacienda, el consultor que te lleva los fondos de inversión y tu cuñado, no son gestores. Todos ellos pueden ser figuras de confianza y con grandes conocimientos al respecto, pero en caso de que haya un error en tu declaración, y Hacienda te multe por ello, tú eres responsable al 100% del documento presentado.

En el caso de un gestor colegiado, si puedes descargar parte de la responsabilidad sobre su persona, pero solo en caso que puedas demostrar que es culpa suya.

Esto podría ser algún cálculo mal hecho en que puedas demostrar que tu diste correctamente los datos, algún detalle no incluido, pero que tu hayas facilitado… 

Pero en ningún caso será responsable si falta información que tú no hayas facilitado, o por decisiones que tu tomes.
Es decir, si hay alguna multa o penalización, también será culpa tuya.

¿Significa esto, que no vale la pena contratar a alguien para este trámite?

No.

Contratar a un profesional te ahorrará mucho tiempo, esfuerzo, dolores de cabeza e incluso disgustos en algunos casos.

No debe dolernos pagar por un servicio que necesitamos si no disponemos de conocimientos suficientes.

Pero encargar esta tarea a otro no nos exime de tener conocimientos al respecto.

Aunque contratemos al mejor gestor debemos saber al menos lo mínimo.

¿Cómo hacer la declaración de la renta?

Decidas hacerla tú mismo o decidas contratar a alguien, hay algo que debes tener claro:

La responsabilidad es solo tuya.

Esto implica que debes conocer, al menos por encima, la normativa. No debes sacarte una carrera, ni va a ser suficiente para buscar trabajo relacionado. Lo ideal sería conocer lo estrictamente necesario para estar seguro que todo aquello que haces, es correcto, y que no te dejas nada.

Como reza el principio de Pareto, debes conocer el 20% de la información que te dará el 80% de los resultados.

¿Cómo puedo saber qué es lo que debo aprender?

Como decimos, son solo algunas cosas que nos podrán por delante de la mayoría de las personas en conocimientos.

Son cosas como las siguientes:

  • ¿Cuándo debo hacer la Declaración de la Renta?
  • ¿Cómo hacer uno mismo la declaración de renta?
  • ¿Puedo hacer la Declaración de la Renta a mano, online…?
  • ¿Cuándo estoy obligado a hacer la Declaración de la Renta?
  • ¿Cómo funcionan los impuestos?
  • ¿Cómo puedo reducir mi factura y pagar menos impuestos?
  • ¿Qué documentos son importantes y he de guardar?
  • Voy a tomar una decisión económica importante (compra de una casa, empezar un negocio, hacer una inversión…), ¿qué debo tener en cuenta?

Si eres autónomo, probablemente ya tengas a quien te ayude para presentar todos los documentos que se te exigen a lo largo del año, como la declaración del IVA. Es lo mejor ya que el volumen de documentos y la complejidad aumentan mucho. Considéralo una inversión y no un gasto (aparte que se puede deducir de tus ingresos).

Sin embargo, también debemos asumir la responsabilidad y conocer, al menos, estos mínimos. Debemos saber lo que pagamos, y por qué lo pagamos. También cómo podemos reducir la cantidad que pagamos. 

Año tras año, la Agencia Tributaria da cifras de deducciones no aplicadas que resultan en millones de gasto extra para muchas personas, que no tenían porqué haber pagado. Es dinero que hemos trabajado muy duro por ganar, no vale la pena dejar que se nos escape por desconocer unos pocos detalles.

Pero no llevemos esto al extremo. Asegúrate de pagar lo que te toque. No te metas en problemas por movimientos extraños, ilegales o de dudosa legalidad. Hacienda no perdona y tiene conocimiento de la mayoría de nuestras transacciones.
Como sabrás, para Hacienda serás culpable hasta que demuestres lo contrario. Por ello, no vale la pena meterse en líos con la Administración, aunque sea por desconocimiento.

Para evitar todo esto, para conocer todo lo necesario para hacer tú mismo la Declaración de la Renta, o contratar a alguien pero sabiendo qué es lo que debes hacer, tenemos un curso en la la academia de Quiero Ser Rico. Y no solo un curso sino mucho contenido sobre fiscalidad de diferentes formas de invertir.

Te servirá para aprender ese 20% necesario que te dará el 80% de los resultados.
Y dicho sea de paso, te pondrá por delante del 90% de las personas, cuyo conocimiento al respecto, es cero.

Te servirá tanto para realizar este trámite, como para tomar mejores decisiones en relación a los impuestos. Tanto a nivel de negocio como en tu vida personal.

Un último dato, actualmente existen aplicaciones para presentar la declaración de la renta como TaxDown. Aunque el tramite es el mismo al menos el entorno es mucho más amigable y los apartados en los que va cada cosa mucho más comprensible para los no expertos.

Y una cosa mas- ¿Hacer uno mismo la declaración de Renta?

Este año he usado un gestor profesional por una situación un poco especial. Pero antes de ir al gestor ya había estado trasteando en la agencia tributaria y por tanto más o menos ya conocía el resultado final.

En años anteriores la he realizado personalmente. No es algo divertido ni algo en lo que quiera perder el tiempo. Pero una vez que tenemos la obligación de revisar nuestras cuentas personales con la Administración asegúrate de tomar tu responsabilidad.

Y recuerda: si te sale a pagar no te enfades o te pongas triste. Eso es porque has disfrutado durante unos meses un dinero que no te pertenecía y la administración te lo ha dejado sin intereses.

Y un último consejo: nunca inviertas en nada pensando en las ventajas fiscales. Invierte pensando en si es buena inversión. Y si aparte puedes reducir tus impuestos mejor, pero no inviertas sólo por los impuestos.

¿Consigues ahorrar pero no sabes sacarle rentabilidad a tus ahorros? ¿No sabes por donde empezar?

Demasiadas opciones, estafas, hacienda, impuestos, el riesgo y la posibilidad de perder tu dinero. No te preocupes, yo te lo enseño de forma sencilla y totalmente gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba