294. La historia de Ronald Read

Aquí tienes el Podcast del capitulo 294. La historia de Ronald Read

También me puedes seguir en iVoox, SpotifyApple Podcast, Google Podcast, Amazon music y Spreaker.

Puedes escuchar aquí este podcast 👆 o leer la escaleta más abajo.

Te voy a contar la historia de Ronald James Read (23 de octubre de 1921 – 2 de junio de 2014) .

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Ronald_Read_(philanthropist)

Quién murió en 2014, con 92 años dejando una herencia de casi de 8 millones de dólares.  A pesar de tener trabajos de baja remuneración y nacer en una familia pobre. 

Una breve historia de Ronald Read

Ronald Read nació en una familia de granjeros con poco dinero. Tras terminar el instituto se alistó en el ejército de los Estados Unidos y le tocó servir en el frente de la segunda guerra mundial.  A finales de 1945 terminó su despliegue y volvió a casa.

Trabajó durante los siguientes 25 años como empleado de una estación de servicio como ayudante y mecánico.  

Luego se jubiló durante un año para luego volver a trabajar en unos grandes almacenes como limpiador a media jornada. En donde se pasó los siguientes 17 años hasta retirarse definitivamente en 1997 (tenía 75 ó 76 años).

Como puedes comprobar una vida laboral de lo más corriente con un salario no precisamente elevado. 

La vida familiar de Ronald Read

Ronald conoció a su esposa cuando ésta ya tenía 2 hijos adolescentes. No tuvo hijos propios.

Compró la casa en la que vivía su esposa y se ocupó de la educación universitaria de sus hijastros. 

Estuvo casado solo 10 años hasta que su esposa murió de cáncer y no volvió a casarse. 

Una vida Frugal por Ronald Read

Ronald era una persona muy frugal. 

Seguía usando la misma ropa cuando ya estaba totalmente gastada. Siempre iba a la misma cafetería y se cuenta que un día un cliente le pagó la comida porque pensaba que él no se la podía pagar.

Recogía ramas del suelo para luego usar en su estufa de lena. O siempre buscaba plazas de aparcamiento gratuitas para no tener que pagar en los parquímetros. 

Las aficiones de Ronald Read

Al parecer a Ronald le gustaba coleccionar sellos y monedas. Y era un gran lector.

Iba regularmente a la biblioteca municipal, dejaba un montón de libros y recogía otro montón.

Hablemos del dinero y las inversiones del señor Read

Ronald Read era un inversor en dividendos. Sus inversiones fueron analizadas a posteriori por numerosos medios. 

Invirtió en compañías que reparten dividendos que conocía. Pacific Gas and Electric Company, The JM Smucker Company , CVS Health,  Johnson & Johnson, Procter & Gamble , JPMorgan Chase , General Electric o Dow Chemical Company . 

También tenía acciones de  Lehman Brothers cuando quebró pero en su cartera diversificada apenas se resintió.

Los dividendos que cobraba los utilizaba para reinvertir y así poder comprar más acciones. 

La herencia de Ronald Read

A su muerte tenía un patrimonio de casi 8 millones de dólares. Los cuales casi todo eran acciones. 

El cual se repartió de esta forma:

  • 2 millones para sus hijastros, amigos y cuidadores
  • 4,8 millones para el Brattleboro Memorial Hospital
  • y 1,2 millones para la Brooks Memorial Library

Las lecciones que nos deja Ronald Read

Ronald no nació con dinero.

Ronald no tuvo trabajos con grandes salarios.

Y aún así hizo un muy importante patrimonio. 

Por supuesto que los 8 millones no fueron ahorrados por él. Ahorro una pequeña parte y el efecto compuesto hizo el resto.

¿Cuáles fueron las claves?

Ronald tenía un sistema en el que confió toda su vida. En su caso eran acciones de empresas que conocía que reparten dividendos. 

No estaba buscando la nueva forma de inversión o las empresas de moda. Invierte en grandes empresas como la General Electric (la empresa que creó Thomas Edison- el de las bombillas),  Johnson & Johnson, Procter & Gamble (dueña de marcas como Dodot, Evax, Tampax y Ausonia, Ariel, Oral-B, Braun, Gillete, Fairy, Ambipur, Don limpio)  

Siempre llevo una vida frugal y sencilla. A pesar de que en algún momento ya se podía permitir mayores lujos.  Comía siempre en los mismos lugares, ahorraba en ropa, en aparcamientos o iba a la biblioteca pública.

¿Tuvo suerte en las inversiones?

No. Tiene una cartera muy diversificada. Llegó a tener al menos acciones de 95 compañías de muchas industrias como salud, telecomunicaciones, servicios públicos, transporte ferroviario, bancos y bienes de consumo.

Y una cosa más

Solo te voy a hacer una pregunta y dejarte reflexionar sobre ello el fin de semana.

Si Ronald pudo hacerlo, ¿Por qué tú no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba