51. Las tarjetas de crédito NO son malas; ventajas de las tarjetas de crédito

Vamos a empezar esta segunda temporada del podcast con un tema “delicado”; las tarjetas de crédito. Veremos las ventajas de las tarjetas de crédito, condiciones en las que es bueno tener una tarjeta. Así como resolver alguna duda sobre las tarjetas de crédito.

Ir a descargar

Si lo sé, lo he comentado. He dicho que no iba a recomendar tarjetas de crédito y aquí lo estoy haciendo. Al igual que comenté en el capítulo 46 sobre las deudas, con las tarjetas de crédito pasa lo mismo. Las tarjetas de crédito no son malas ni buenas, solo depende del uso que nosotros le damos.

ventajas de las tarjetas de crédito

Diferentes tarjetas que hay en el mercado: tarjetas prepago, tarjetas de débito y tarjetas de crédito

En el mercado de las tarjetas de pago, no solo existen las tarjetas de crédito sino otros tipos de tarjetas.

Y aunque todas hacen más o menos lo misma, tienen diferencias notables. Una tarjeta es una forma de pago, en la que titular de la tarjeta transfiere dinero a la cuenta del establecimiento y esto lo hace a través de un aparato llamado datáfono o TPV. Podemos hacer muchos matices en esta definición pero creo que así de forma muy sencilla se entiende. Y por supuesto que también se pueden usar para sacar dinero de un cajero automático.

Las tarjetas se pueden clasificar en 3 tipos de tarjetas:

  1. Prepago
  2. Débito
  3. Crédito

Antes de explicar cada una de ellas, indicar que a nivel uso para comprar en un establecimiento no se diferencian en nada. Te pasan la tarjeta por el aparato y listo. A nivel visual las tarjetas son iguales. A simple vista nadie sabe qué tipo de tarjeta es (las tarjetas no se diferencian, salvo que la entidad emisora de la tarjeta las diferencie por colores u otras identificaciones)

Voy empezando explicando cómo se paga con una tarjeta de débito, pues creo que es la más sencilla. Con la tarjeta de débito estás pagando con el dinero que tienes en tu cuenta. Si no tienes dinero, no te deja pagar. En cuanto hagas una compra, automáticamente se saca el dinero de tu cuenta. Es así de sencillo.

Las tarjetas prepago son similares a una tarjeta de débito. Simplemente las tarjetas prepago se diferencian de las tarjetas de débito porque que la cuenta asociada a la tarjeta es solo para la tarjeta. En la práctica antes de hacer una compra tú tienes que hacer una transferencia a esa cuenta. Las tarjetas prepago son muy populares para hacer compras en Internet, o hacer compras en determinadas zonas que no nos dan confianza.

Las tarjetas prepago son más seguras que las tarjetas de débito porque nuestra cuenta corriente está protegida. En contra tenemos que estar pendientes de recargarla.

En las tarjetas de crédito tenemos asociado un crédito pre- concedido, o línea de crédito. Podemos comprar lo que queramos sin tener el dinero disponible siempre dentro del límite de crédito que tenemos.

Una vez realizadas nuestras compras las tendremos que pagar. Pero para pagar hay múltiples formas.

Formas de pago de una tarjeta de crédito

Hasta aquí hemos visto las diferentes tipos de tarjetas (prepago, débito y crédito). Estás se diferencias en cómo vamos a pagar nuestras compras.

En las tarjetas de crédito vimos que no necesitábamos tener el dinero, sino que pagamos con nuestra línea de crédito. Pero ahora ha llegado la hora de ajustar nuestras cuentas con la tarjeta.

Pago a total a fin de mes

Si tienes una tarjeta de crédito la única forma de pago que te recomiendo es tener pago total a fin de mes.

El pago total del importe de la tarjeta de crédito consiste en que todas las compras que hemos realizado en un mes las pagamos en un único recibo al mes siguiente.

Hay dos fechas que debemos tener en cuenta, el día de corte y el día de pago.

El día de corte es el día en que se hacen las cuentas. Todas las compras que hagas entre un día de corte y el siguiente es lo que tendrás que pagar.

El día de pago es el día en que te cargarán el recibo en el banco.

Si tu día de corte es el 25, tu próximo recibo será el importe correspondiente a todas las compras realizadas entre el día 26 del mes pasado y el 25. Y si tu día de pago es el día 5, pues te cobrarán el importe total del día 5 del mes siguiente.

La ventaja del pago de fin de mes es que no pagas intereses.

Pago importe fijo cada mes

Pero las tarjetas de crédito tienen la “ventajaposibilidad de pagar a plazos.

Y puedes pagar un importe fijo cada mes o un importe mínimo.

En importe fijo consiste en cada mes pagar la misma cantidad, hasta pagar el importe total de tu tarjeta. Las cantidades pendientes de pago se aplazan a los meses siguientes y pagas los intereses correspondientes por aplazar ese importe.

Pago mínimo

En la modalidad de pago mínimo, pagas lo mínimo que te exige la tarjeta, aplazando el resto. Y por supuesto y pagas los intereses correspondientes por aplazar ese importe.

Si gastas más de lo pagas llegará un momento que “completes” el crédito disponible. No podrás seguir usando la tarjeta pero tendrás todas las cuotas pendientes.

Los costes de una tarjeta de crédito

Hemos visto el aplazamiento de los pagos pero no hemos entrado en detalles del pago de los intereses.

Pagar a plazos una tarjeta de crédito es el producto bancario con los intereses más altos de todos.

Habitualmente son superiores al 15%. En muchos casos en torno al 22- 25% incluso más. Y esto siempre que pagues. No pagar una cuota va a tener unos intereses por impago en torno al 33% o más.

Para hacernos una idea si aplazas 4 euros, vas a pagar 5. 1 euros más (con intereses del 25%). Pero lo más destacado es el intereses compuesto, especialmente si optas por pagar lo mínimo, los intereses se van ir acumulando.

A parte del pago de intereses, la mayoría de tarjetas de crédito tienen un coste o cuota anual. Un importe fijo que tienes que pagar una vez al año. El importe depende del tipo de tarjeta y las ventajas que tenga.

Las tarjetas de crédito no son malas: Ventajas de las tarjetas de crédito

Hasta aquí he explicado un poco que es una tarjeta de crédito y sus características.

Lo más destacado es que las tasas de intereses son exageradamente altas.

Pero las tarjetas de crédito también tienes sus ventajas. A continuación te cito algunas de las ventajas de las tarjetas de crédito:

  • Tendrás un registro de todos tus gastos sin hacer nada: En el capítulo 12 ya hablaba de la importancia de llevar un registro de gastos. Con tener una tarjeta ya no tendrás que anotar nada, el banco ya se encarga de enviarte el extracto con todos tus gastos.
  • Tienes una evidencia del pago: Al pagar con la tarjeta va a quedar un rastro físico del pago. Ante cualquier posible reclamación tendrás una prueba más.
  • Ayudas al pago de impuestos: Siguiendo con el argumento anterior, al pagar por medios electrónicos le haces más difícil a los vendedores a ocultar sus ingresos y contribuyes a la lucha contra la economía sumergida.
  • Es más seguro que llevar dinero encima: Una tarjeta es más difícil de perder y sobre todo más discreta que un fajo de billetes.
  • Tienen seguros asociados: Lo habitual es que si sacas dinero en el cajero y te roban la tarjeta tenga un seguro que lo cubra. Muchas tarjetas también tienen seguros de viajes, de accidentes, etc. Consulta las condiciones de tus tarjetas.
  • El historial crediticio: En España para conseguir un préstamo es mejor que nunca hubieses tenido deudas, pero en otros países es justo al contrario. Para pedir un préstamo quieren ver que anteriormente ya tuviste crédito y que lo supiste manejar. Una tarjeta de crédito usada sabiamente te ayuda a crear este historial crediticio.
  • Cubrir posibles emergencias: yo personalmente me siento más seguro con un poco de dinero en efectivo y con una tarjeta. Cualquier imprevisto que tenga y necesite dinero sé que puedo usar la tarjeta (un imprevisto no es una compra). Pero también algún problema más puntual en el que necesitas disponer de dinero rápidamente.
  • Implicaciones fiscales: Al menos en España si eres autónomo algunos de los gastos los tienes que justificar con la factura pero también el pago por un medio electrónico.

Cuando debo pagar con mi tarjeta de crédito

Mis recomendaciones para el uso de la tarjeta, es que la puedes usar siempre y solo que pagues a fin de mes.

Utilízala sin apenas control en los gastos más o menos fijos, es decir, en esas partidas que no vas a gastar más de lo que quieres. En mi caso es el combustible del coche. Siempre que reposto, lleno el depósito y pago lo que tenga que pagar da igual el importe.

Otras compras más impulsivas, no deberías usar la tarjeta. O al menos no “calentarte” y tirar de la tarjeta. Si este es tu caso, deberías destruir tus tarjetas.  Si no eres capaz de dejar esa compra para el día siguiente o al menos dar una vuelta a la manzana antes de comprar no deberías tener una tarjeta a tu alcance.

He comentado que muchas tarjetas tienen asociados seguros de viaje. Estos seguros solo se aplican si pagas con la tarjeta. Para este tipo de compras mejor pagar con la tarjeta y tener un seguro gratis que contratar el seguro por otro medio.

También algunas tarjetas tienes puntos, descuentos u otras ventajas en algunos establecimientos. Si vas a comprar en esos sitios aprovecha las ventajas de tu tarjeta.

Que cosas NO debo pagar con mi tarjeta de crédito

Las tarjetas si las usamos mal, son muy peligrosas.

No deberías usarlas nunca para pagar a crédito (solo usar el pago a fin de mes).

Nunca la uses por los puntos o descuentos que tiene. Es justo al contrario aprovecha los descuentos y que no sean los descuentos los que se aproveches de ti para que gastes más.

Y una cosa más

Las tarjetas de crédito son un negocio muy lucrativo para las entidades bancarias. Ten siempre esto presente.

Tener una tarjeta de crédito no es un derecho. Si pides una y no te la conceden es porque no cumples con los criterios de ellos. Puede que no se fíen de ti o que no les intereses como cliente. Si no te dan crédito, tal vez debas revisar tus finanzas personales y ver donde puede estar el problema.

Aunque pagues a final de mes (pago sin intereses) debes llevar un control de tu cash flow no vaya a ser que te quedes sin saldo en tu cuenta y tengas un descubierto. En el capítulo 15 te enseñe como evito yo estos problemas.

Yo en mí día a día uso 2 tarjetas de crédito diferentes. Una de ellas porque es una condición de mi banco para no tener comisiones y todo esto. No me gusta la situación de que me obliguen a determinadas cosas pero en este caso es solo un pequeño inconveniente y no una gran molestia.

La otra tarjeta que tengo me gusta porque entre otras ventajas que no tiene la de mi banco es que entre el día de corte y el día de pago pasa más de 1 mes. Es decir mis gastos del mes de septiembre, los pagaré el día 5 de noviembre. Lo cual es útil en determinadas épocas del año jugar con las 2 tarjetas.

La tarjeta se llama WiZink. Tener una tarjeta de crédito es tener una mayor responsabilidad de nuestras finanzas personales. Si crees que en tu vida puede serte útil una tarjeta de crédito te animo a que te saques una, pero si sabes que no te puedes controlar quédate solo con una tarjeta prepago o de débito.

Te dejo este enlace por si te interesa la tarjeta WiZink. Con este enlace WiZink   tienes 25 euros para gastar con tu nueva tarjeta (se ve que les interesa que te hagas cliente).

Y hasta aquí el capítulo de hoy, un capitulo diferente. Las tarjetas de crédito nos pueden ayudarnos a acercarnos a la libertad financiera, pero debemos ser responsables de ello y conocer las ventajas de las tarjetas de crédito. Si no lo eres te recomiendo el consejo del Gran Maestro Dave Ramsey y corta tus tarjetas.

Y si no sabes cómo conseguir la libertad financiera deberías leer mi libro; Quiero Ser Rico: consigue la libertad financiera en 5 pasos.

¿Quieres invertir tus ahorros de forma fácil, sencilla y sin tener que dedicarle horas y horas? Apuntaté a mi lista y descubrirás cómo.
*No hago spam. Ver Política privacidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Aviso legal, política de privacidad, cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar